Peligro de las Esponjas de la Cocina

Peligros de la Esponja
Peligros de la Esponja
Compartir

Investigadores en Alemania secuenciaron el ADN de las bacterias en esponjas de cocina. Las esponjas de cocina son un perfecto caldo de cultivo para bacterias. Científicos en Alemania secuenciaron el ADN de microorganismos hallados en 14 esponjas de cocina y hallaron bacterias como Moraxella osloensis, que puede causar infecciones en personas con un sistema inmunológico débil. La misma bacteria es la responsable del mal olor.

Y un serio problema identificado por los investigadores es que lavar las esponjas con agua y jabón aumenta la concentración de algunas bacterias, según el estudio.

Cuando los investigadores observaron las esponjas con microscopios descubrieron que un centímetro cúbico de esponja puede albergar una densidad de bacterias similar a la que se encuentra en las heces.

Pero hervir las esponjas o ponerlas en el microondas no las desinfecta, de acuerdo con el estudio.

Y las esponjas lavadas regularmente con agua y jabón o detergente tienen un porcentaje mayor de bacterias perjudiciales que las que jamás habían sido limpiadas.

Philip Tierno, profesor del departamento de Microbiología y Patología del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York dice  que si no limpiamos adecuadamente las esponjas simplemente cubrimos los platos al lavarlos con una “capa de gérmenes”.




Que hacer?

El estudio recomienda reemplazar las esponjas regularmente, “por ejemplo, cada semana” y no lavarlas con jabón.

La mejor opción, según señaló Tierno a medios en Estados Unidos, es preparar una solución mezclando nueve partes de agua y una de lejía  (también conocido como cloro, límpido o lavandina).

Siempre usando guantes, se debe vertir luego la mezcla sobre la esponja y dejarla en esta solución entre 10 y 30 segundos.

Tierno sugiere guardar un recipiente con la mezcla y tenerlo a mano para limpiar la esponja luego de casa uso.

Tras sumergirla durante el tiempo adecuado en la mezcla, simplemente se debe apretar la esponja para escurrir el líquido y dejarla secar.

Compartir