Los Cristianos Deben estar alertas pero No tener Miedo contra las maquinaciones del enemigo

Compartir

Los cristianos nunca deberían tener miedo de hablar acerca del Diablo, afirmó el prestigioso evangelista Billy Graham.

“No sé si estoy en lo correcto, pero parece ser que antes solíamos oír mucho acerca del Diablo en comparación con lo que lo hacemos ahora. ¿Acaso el hablar del Diablo pasó de moda?”, pregunto un lector a Graham en la columna de preguntas y respuestas de su sitio web.

Graham respondió que esperaba “Que el hablar del Diablo no haya sido sólo una moda” dado que “Satanás es real, y está tan activo en su trabajo en la actualidad así como lo estuvo hace décadas atrás”.

Mientras hacía notar el peligro espiritual, Graham citó el versículo de 1 Pedro 5:8, el cual dice “vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”.

“Aunque nunca deberíamos hacer del diablo nuestro foco de atención (ya que sólo Jesucristo es digno de ese honor), necesitamos estar alerta a sus planes y en guardia contra sus ataques”, escribió Graham.

“El primer objetivo de Satanás es bloquear los planes de Dios de todas las formas posibles. A veces sus ataques son muy abiertos y obvios, pero frecuentemente él trabaja en lo oculto y de manera muy sutil, buscando engañar a la gente y alejarlas de Cristo”.

Graham dijo que estaba de acuerdo con la frase popular que señala que “unos de los engaños más exitosos del Diablo es hacer creer a las personas que no existe”.




“Si uno piensa que no existe, no estará en guardia contra sus maquinaciones. Pero en realidad sí existe, y hará todo lo que pueda para apartarte de Cristo y de su voluntad para tu vida”, continuó Graham.

“Asegurense de estar comprometidos con Jesucristo. Luego caminen junto a Él todos los días leyendo la Biblia, orando, y aprendiendo de otros creyentes”.

Esta no fue la primera vez qué Graham habló acerca del maligno. En otras oportunidades también respondió a preguntas de sus lectores.
En una de ellas Graham explicó que “Dios no es responsable por la maldad en el mundo, y él nunca hará nada que esté mal”.

“Tampoco Dios tienta a nadie a hacer el mal. No sólo estaría en contra de su perfecta naturaleza, sino que también derrotaría sus planes para con nosotros, planes que son para bien y no para mal”, escribió Graham.

“Dios no nos ha dicho todo lo que quisiéramos saber acerca del mal y por qué existe, pero si tenemos algo en claro: Dios no es el autor de la maldad, y tampoco cede a sus engaños”.

Fuente: Christian Post

Compartir