Se Cumplen 60 años de ser enviado el primer ser Vivo al Espacio.

LAIKA LA PERRA ASTRONAUTA
LAIKA LA PERRA ASTRONAUTA
Compartir

Laika, la perra rusa, pasaba a la historia como el primer ser vivo en orbitar el planeta Tierra un día como hoy, en el año 1957.

Laika, una perra callejera de unos tres años de edad que pesaba seis kilos, había sido recogida en las calles de Moscú, al igual que los otros “candidatos”.

“Se escogían perras porque no necesitan levantar la pata para orinar y por lo tanto necesitan menos espacio que los machos, y sin pedigrí porque son más despiertas y menos exigentes”, explicó la especialista que actualmente dirige un laboratorio del Instituto de Problemas Medico-Biológicos de Moscú.

Las aspirantes tenían que ser fotogénicas y se escogía su nombre para que tuviera el máximo impacto en la población.

Un mes después del lanzamiento del Sputnik I, el primer satélite artificial, Laika fue lanzada al espacio a bordo de la nave espacial soviética Sputnik II, una cápsula cónica de 4 metros de alto y 2 metros de diámetro en la base.

Kudryavka, conocida mundialmente como Laika debido al nombre de su raza, viajó en una cabina separada del resto del satélite, sujetada con un arnés y conectada a electrodos que monitoreaban sus señales vitales.

La cabina contaba con un sistema regenerador de aire que le proveía oxígeno, alimento en forma de gelatina y una bolsa que recogía sus excrementos.

Laika falleció entre cinco y siete horas después del lanzamiento, mucho antes de lo previsto. Se cree que las causas de su muerte fueron el estrés y el sobrecalentamiento, producido por una falla del sistema de control térmico de la nave. La misión les dio a los científicos importante información acerca del comportamiento de los seres vivos en el espacio, lo que allanó el camino para el envío de seres humanos en vuelos espaciales.




Compartir